Conservación de las salsas durante su manipulación en cocina

Los alimentos que necesitan frío para su conservación deben ser guardados con rapidez para mantener la cadena de frío. Esto es importante no sólo para preservar la calidad, propiedades nutritivas y organolépticas de los productos alimenticios, sino también para mantener al alimento en condiciones adecuadas de seguridad.

Los alimentos se alteran principalmente por la acción de las bacterias, que son muy activas a temperatura ambiente. Entre los 5ºC y los 65ºC, la mayoría de microorganismos potencialmente patógenos crecen rápidamente y se multiplican en muy poco tiempo. El frío no destruye los microorganismos, pero sí hace más lento o detiene su desarrollo.

Por esta razón, los alimentos deben estar el menor tiempo posible fuera de la cámara, sobre todo en verano, ya que se puede producir un rápido crecimiento de microorganismos en el alimento. En el caso de las salsas y aderezos hay que prestar especial atención a cómo se conservan  mientras se manipulan en cocina.

Para ello Araven ha desarrollado un organizador de dosificadores de salsas o biberones que ayuda al hostelero a conservar correctamente las salsas mientras se manipulan. Incorporando hielo en su interior se permite mantener baja la temperatura de las salsas mientras se manipulan evitando riesgos por cambios de temperatura y evitar la acción de las bacterias

Así que recuerda prestarle atención especial a como se mantienen las salsas cuando están sobre la mesa de trabajo a temperatura ambiente.

Leave a Reply