007

Los productos Araven permiten conservar los alimentos con todas las garantías higiénico alimentarias, evitando su deterioro nocivo y protegiéndolos de la contaminación cruzada.                                                                                                   Un buen contenedor de conservación es un elemento imprescindible en una cocina, las propiedades de un buen alimento pueden deteriorarse por no conservarlo en el recipiente correcto.

Una correcta conservación de los alimentos cumplirá un doble objetivo:               1- Asegurar una calidad higiénico-sanitaria óptima.                                                 2- Reducir el nivel de mermas por deterioro de los mismos.

Aspectos como la optimización del espacio en conservación, el control de fechas de envasado, la elaboración y la pre-elaboración, o la identificación de los alimentos resultarán claves para la implantación del sistema APPCC y la gestión eficiente.

En este aspecto Araven proporciona herramientas como:

– Estanterías de materiales no porosos e inalterables en condiciones de humedad: plástico y aluminio anodizado. Baldas perforadas para facilitar la circulación del aire.

– Contenedores con gran variedad de capacidades para ajustar el tamaño del envase a la cantidad habitual de consumo.

– Métodos para una correcta colocación de los alimentos en función de su grupo y naturaleza que evitan contaminaciones cruzadas.

– Contenedores con etiqueta permanente de trazabilidad, de modo que podamos registrar la procedencia del alimento, su elaboración, la fecha de conservación,…

– Sistemas que facilitan una ordenada rotación de los alimentos: lo primero que entra-lo primero que sale.

– Sistemas de separación de exudado para una correcta conservación de carnes y pescados crudos.

Leave a Reply